domingo, 1 de noviembre de 2015

Mi caballito

Aún no he asimilado todo lo que pasó en el intervalo de tres días. Yo salía de mi rutina diaria cuando recibí la llamada que haría girar 360º mi vida. <<Nani, le han diagnosticado un cáncer no operable sangrante, le quedan unas horas de vida>>. Mi primer pensamiento fue que me estaban gastando una broma, ¡Cómo iba una persona que no toma medicación ninguna a tener una enfermedad terminal de la noche a la mañana! Y después de eso, empecé a hiperventilar como una loca en un banco hasta que alguien se acercó a preguntarme qué pasaba y rompí a balbucear lo que estaba pasando.
Las 5 horas que pasé deseando llegar a tiempo para decirle que estaba ahí y que lo quería, se quedan para mí. Jamás pensé que la vida me pudiera arrebatar a alguien de repente, sin previo aviso. Y menos a él. 
Sin embargo, jamás me he sentido tan llena como el momento en que decidí colocarme junto a su cama y cuidarlo hasta que llegase el momento. Fueron horas en las que no sabías si deseabas que se fuera ya o se quedase un par de horas más junto a ti.Cuando vemos sufrir a la persona que amamos es tan grande nuestro amor que preferimos verlo partir a que se quede egoístamente unas horas más en nuestra vida. 
Nunca olvidaré esa primera noche a eso de las 5 de la madrugada en la que abrí mis ojos y vi a toda mi familia desparramada de cualquier manera en las camas y sillones junto a él, me recordó a las navidades en las que nos sentábamos en el suelo a abrir nuestros regalos todos juntos en el salón. O el momento en que decidimos comer algo en la cafetería y reíamos por el pasado. O al día siguiente en el tanatorio apegados unos a otros dándonos calor y cariño cuando no quedaba otra cosa más que el silencio. 
Espero que le llegase mi "Te quiero" y sintiese mis manos coger las suyas en el último momento porque estoy segura que la última vez que abrió los ojos nos vio a todos y pensó como siempre decía: "Qué orgullo estoy de todos vosotros". 
Donde quiera que estés, sabes que cuidaremos de ella. Y que seremos fuertes y reiremos con los chistes del "chico".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada